Publicado: 22 de Marzo de 2017

Desde www.ambientum.com nos dejan un interesante apunte sobre la creciente necesidad de reducir la contaminación de las grandes urbes. El primer productor de gases contaminantes es el transporte, el principal objetivo de las últimas normas encaminadas a su reducciónr gradual. El segundo son los edificios. Si existe la tecnología , y esta adaptación produciría puestos de trabajos alternativos a los actualmente desaparecidos, ¿por qué no se desarrolla un plan estratégico a nivel nacional para ello?

Os facilitamos ahora unos datos sobre el reciclado de los consumibles para impresoras y lo que aportamos a nuestro entorno con un simple gesto al alcance de cualquier, como reciclar un cartucho:

·      Un cartucho de tóner tarda más de 450 años en descomponerse.

·      La distancia que alcanzarían todos los consumibles desechados en vertederos sería de 36000km. Esta distancia equivaldría a ponerle un gran cinturón a La Tierra (40075km). El peso equivalente anual de los 400 millones de cartuchos que tiramos sería de unas 216000 toneladas. Si la torre Eiffel pesa unas 7300 toneladas...sobran las palabras

·       Los componentes básicos de un cartucho de tóner son plástico (1,14kg de promedio), caucho y metal (principalmente acero). Se necesitan casi 4 litros de petróleo para fabricar 1 cartucho de tóner nuevo. Imagina cuantos residuos se podrían eliminar simplemente reciclando los consumibles de tinta y tóner para impresoras. En nuestro centro, desde nuestros inicios hemos consegudio reciclar 21707 consumibles de tóner y 52789 cartuchos de tinta. Esto equivaldría a 115222,5 litros de petróleo menos consumidos, 35303,78 kg menos de plástico en el entorno y evitar la emisión de unos 8kg de CO2 por unidad.

·       Cada vez es más común ver a administraciones públicas europeas utilizando este tipo de consumibles. No debemos confundir el producto reciclado o remanufacturado con el producto nuevo o el compatible. El primero se recicla usando el original, con lo que no se necesita ni más plástico, ni componentes, ni energía. El segundo viene de paises con una "legislación" mediambiental menos exigente, con lo que si pretendemos reducir, éste no sería el camino más adecuado. Los recicladores como nosotros, gestionamos el 100% de todos los residuos generados de nuestra actividad, incluso por encima de las normativa exigida por nuestro compromiso, llevándo los productos de deshecho a gestores finales de residuos, con lo que el impacto de nuestra actividad es mucho comprometida.

De todo esto surge la  necesidad de contribuir a la conservación del medio ambiente, promoviendo la recogida de cartuchos para su restauración y remanufacturación mediante el reciclaje para su posterior consumo.